devocionales

Formación de Carácter Ministerial

Alineamiento

Gálatas 5:16 "Digo, pues: Andad en el espíritu, y de ningún modo llevéis a cabo el deseo de la carne".

Hay leyes que Dios nos ha dado para que nos movamos por ellas, si caminamos por esas leyes andaremos bien. Ejemplo: hay una ley de perdón en la biblia, Él dice que por falta de perdón muchos serán entregados a los verdugos. Por eso muchos son atormentados hoy. Hay una ley de “andar en el Espíritu", La ley del alineamiento. El hombre tiene tres partes: Cuerpo, Alma (Compuesta por Emociones, Pensamientos, y voluntad) y Espíritu (El hombre es superior a los animales. El espíritu es una obra creada por Dios para morada de su Espíritu).

Se dice que Einstein usaba el 10 % de su cerebro, el común de la gente usaba el 7%, pero dice la Biblia que Adan era puro y usaba el 100%. ¿Qué tipo de persona era Adan que usaba el 100%?. Continuamente podemos elegir ser una persona andando en el espíritu o en la carne. Pablo dice “andad en el Espíritu” .

El diseño era que primero estuviera el espíritu conectado con Dios, el que comandaría el alma. Pero luego de la caída, el hombre cambió este orden y pone al alma al mando. Muchos cuando comienza a andar en el espíritu, al comienzo de su conversión, tienen el diseño original, pero la gente le dice, “ya se le va a pasar, ya va a volver a lo natural” y así pasa, luego las cosas vuelven a andar en la carne. Tenemos que aprender a andar en el reino de Dios. Al vivir según las leyes del Espíritu, el Señor comienza a hacer algo al alma. Comienza a cambiar a la persona en su forma de pensar y de sentir.

Dios no va y viene, somos nosotros los que estamos desalineados a Dios. Mientras “adoremos” podremos ser alineados. Watc Manne dice que alguien espiritual es alguien que nació de nuevo y anda en alineamiento.

Fue su parte espiritual la que fue sumergida, pero el alma es restaurada, (así dice el salmista; Él restaura mi alma).

Levítico 17:11 indica que hay una cobertura de la sangre sobre el espíritu. El Espíritu Santo es depositado en mi, pero cada nueva persona no recibe el todo de Dios. Si no estamos alineados, Él ya no puede hablarle a mi espíritu, porque la voz de Dios se ha filtrado a través de mi alma, emociones, sentimientos angustias etc.

Tú, ¿Andas en el Espíritu?

Volver